sábado, 15 de febrero de 2014

DELEITE





Ella, como Dios la trajo al mundo, le cedió su fruta. Él, de inmediato la deleitó. Al ser descubiertos por tal deshonra, los echaron del jardín, pero con sus estómagos satisfechos. 

Cantidad de palabras: 32

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas