viernes, 14 de septiembre de 2012

El mango pierde la altura



El mango pierde la altura
como campana vencida.

Debutante caballero
en la tierra inevitable.

Ahora ríen las jarras.

La avena se perpetúa



La avena se perpetúa
en los platos desenvueltos.

Cada hojuela es la moneda
prosperando en la alacena.

Son lunas puestas sin órbita.

T.G.




Se incendian dedos en el aire
y el vidrio cae en giros lúgubres.

Estas son horas de quejido
que jamás dispuso el reloj.

La armazón ya no es un cifra.

La lechuga es un gran pájaro



La lechuga es un gran pájaro
que humedece la cocina.

Sentada en las ensaladas
dona letras a las lenguas.

Que no cierre su franqueza.

Sal, para colmar los labios



Sal, para colmar los labios;
agua, para nadar el alma;

espacio para domar
los pensamientos volubles.

Y esta noche aún espera.

A través de la ventana



A través de la ventana
los elementos circulan.

Las milpas dan estallidos,
y las islas se desgranan.

Nada se oculta a los ojos.

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas