viernes, 24 de enero de 2014

DÍSTICO DACTÍLICO




Nunca previne mi semen
hasta que puse mi reino en tu nido

Tanto ordené mi desorden
variable, basto, de bulbo recóndito

Guardo conmigo los lirios
dados con llama, con sol de frescura

Diera a tus manos el sorgo
en noche densa que arroja sus dados

Caigo sin brazo en tus brazos
áspera diosa, demonio benévolo

Riego raíces de pena
que causan llagas torcidas al paso

¡Vuélvete eterna, mujer
raspa las púas que violan mis codos!

Sean tus sueños mi viaje
por siempre, diario, que eleve la espiga



QUINTETOS SOLEARES



Te doy mi soledades
con olor a madera y altura de naranjas
para que te acompañen

No las deseches, tómalas,
dale peso a tus manos y no se queden solas


*

Quiero reunir tu sorgo
en mi tramo nostálgico de peñasco y cardón
que abrumado dispongo

Brote tu poderío
de manantial dispuesto que amilane mis vicios

*

Deambular por tu huerto
y entender las naranjas que cuelgan en tu altura
darlas a mi criterio

Mujer de las coronas
sucedes con frescura y así te conmemoras

*

Me asomo a tus orejas
y te arrojo rumores de sorgo y guayaba
para que así me obtengas

Me difundo sincero
con la delicadeza de los hombres confesos

*

Darte los minerales
lícitos de mi gruta carente de tinieblas
así de incomparables

Guárdalos en tu pecho
el principal resguardo que esconde los trofeos

*

A medida que conozco
tus pies de losa fina que andan por su horizonte
más de ellos condecoro

Pon tus pies en mis manos
y ponerles la gema que enlace como aro

*

Solicito tu boca
para que como lluvia humedezca mis grietas
de sabana ambiciosa

Amásala a mis labios
para regar los días con nuestros leves rastros

DEFINICIONES II



Cuchillo:
    Con un sencillo incisivo
este tiburón ronda por la alacena

*

Violín:
    ¡Qué sueños desvelados
caminando por tendones de agrado!

*

Guitarra:
    ¡Qué dedos ágiles para descubrir
rumores en su aljibe vibrante!

*

Sofá:
    Esta fragata sin puerto
embarga del cansancio tanto agobio y borrasca

*

Reloj:
¿Cómo se leería el tiempo
si sus brazos no circularan por los meridianos?

*

Manantial:
    Subes con agua sencilla y antojada
que refresca la calamidad en mis ojos

*

Balas:
    Mosquitos virulentos
Que agujeran la inocencia en los torsos

*

Cuello:
Mis labios circulan por ese sendero
sendero que me indica tu domicilio


*

Granja:
    Así te deseo en la cama
por la cosecha de cada uno de tus frutos

*

Proletariado:
    Con el trabajo al lomo
sus platos en la mesa pesan como algodones

*

Panadería:
    Palacio en el que el trigo
entroniza su imperio

*

Cama:
¿Qué más oportuno este cosmos recurrente
para duplicar nuestros besos?


REFLEXIONES



Pareciera que el día lunes
tuviera tal envidia al viernes.

*

Hay piedras que estorban la senda
y otras que sirven para el muro.

*

La lluvia a veces propone
colmar la taza de la tierra.

*

La campana abre los labios
para soltar ecos de cueva.

*

El azúcar es blanca risa
extirpada a la primavera

*

La agricultura se sonríe
cuando lloran los nubarrones.

*

La guerra es solo circunstancia
de desespero de la paz.

*

La guanábana es militar,
haciendo su patria la pulpa.

*

El labriego adora la tierra
zanjando de su herida al huerto.

DEFINICIONES 1



Mi bandera:
¡Viandante que camina
con tres colores indescriptibles!

*

Hortalizas:
    Meteoros profundos
deslumbrando el sótano del suelo

*

Papas:
    Estos bíceps de tierra
condecoran nuestros almuerzos

*

Arroz:
        Recurrimos a él para blanquear
la ceniza en nuestros estómagos

*

Amapola:
    La primera vez que supe de ella
resguardaba las osamentas amadas

*

Ajo:
    Con su dentadura transitoria
enaltece el blasón del arroz

*

Avena:
    De su señorío sabe el desayuno
tentándolo con tórrido canto

*


Hambre:
    Tus muslos que destilan 1acupe
asediando el muro de mi boca

*

Olas:
    Surgen de una soberanía absoluta
para destituirse frente a la servidumbre de la arena

jueves, 23 de enero de 2014

SEDOKAS



¿Quién compraría
esta sombra mohosa
por semanas retándome?

¡No hay moneda!
vacíos los joyeros
que rompan esta aguja

*

¿Cómo arrancar
ortigas y cardones
que infestan mis labrados?

Frágil rastrillo
sin pujanza de cabos
no arrasa con sus púas

*

¿Es esta arena
infinita a mis pies
cual cifra milenaria?

El agua arroja
su colosal malicia
frenando mi ventisca

*

¿Se puede o no
abandonar las lágrimas
otorgadas a mi huerto?

Todo pañuelo
dice con tal silencio
para invisibles días

*



¿Éste vil cuervo
de los hombros de Poe
será inquebrantable?

No existen jaulas
que cercenen su vuelo
de alones gemebundos

*

¿Siempre el invierno
acontece con dardos
para rajar mis uñas?

La primavera
transfirió su regreso
y vendrá para nunca


*

¿Cómo inundar
la sequía en mis huertos
que fueron suculentos?

La sed es imposible
su mandíbula ataja
sin liberar el agua

TERCEKUS I




La agricultura:
Mesa formidable
para amasar la harina


*

La luna llena
es un deleznable
bombillo de piedra

*

Al verla reír
pude saber
la pena de la ostra

*

¿por qué llora el sauce?
Por más que añoró
llorar no pudo

*

El araguaney
siempre alza un bulto de oro
en primavera

*

Con cada tormenta
el cielo
reorganiza su sala

*

Consumí la uva
fraudulenta
avivada en sus columnas

*


He sido alpinista
en aquellas
cumbres de piel y carne

*

En su baja espalda
he visto
su durazno dividido

*

Los volcanes
entonan sus himnos
con acento de guerra

*

Penada la yuca
y nacer
en lunas de casabe

*
¡Casabe es luna!-
¿cuántas monedas
tranzadas a la noche?

*

Bala carnívora
la piraña-
astilla en el dedo ilustre

*

Entre la casimba
y el caño
boca bañada en cenizas

*

La culebra
dueña del suelo
danza suave su sigilo

*

Revienta al alma
poco a poco tras semanas
el rencor

*

¿Zapatos?
Son carpetas
que archivan registro de mis uñas

*

¿hay arqueólogo
que descifre
los glifos de mi cabeza?

*

Con los años
la biblia
ha contado los chismes del hombre

*

Aquella cruz
del demonio
se incrustó en Auschwitz


.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas