jueves, 23 de enero de 2014

SEDOKAS



¿Quién compraría
esta sombra mohosa
por semanas retándome?

¡No hay moneda!
vacíos los joyeros
que rompan esta aguja

*

¿Cómo arrancar
ortigas y cardones
que infestan mis labrados?

Frágil rastrillo
sin pujanza de cabos
no arrasa con sus púas

*

¿Es esta arena
infinita a mis pies
cual cifra milenaria?

El agua arroja
su colosal malicia
frenando mi ventisca

*

¿Se puede o no
abandonar las lágrimas
otorgadas a mi huerto?

Todo pañuelo
dice con tal silencio
para invisibles días

*



¿Éste vil cuervo
de los hombros de Poe
será inquebrantable?

No existen jaulas
que cercenen su vuelo
de alones gemebundos

*

¿Siempre el invierno
acontece con dardos
para rajar mis uñas?

La primavera
transfirió su regreso
y vendrá para nunca


*

¿Cómo inundar
la sequía en mis huertos
que fueron suculentos?

La sed es imposible
su mandíbula ataja
sin liberar el agua

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas