sábado, 14 de enero de 2012

5 Amaneceres

Arribo

Y así fue que el monarca
 buscaba el tono
       entre las hojas entregadas
y al no hallarlo            desistió

 luego entonces supo
lo tonante de la carnicería


Auto de fe

Convino
    con aquella perversa hoguera 
  para menguar la moral de los Mayas
 


Riqueza

Perlas inagotables
en el abismo de Cubagua

    Con los pulmones 
 de algunos forzados
            ocurría el milagro
 


Inmaculado

En algún espacio de la noche
y envuelto por el pacto
de la naturaleza
con su rota cerviz  se albergaba en el ensueño 

fue lo único inquebrantable
para el carnicero

 

Desventaja

Por largas lunas
el señor mantuvo entre sus brazos naturales
     pacto  y fortaleza

nada más frágil
     para las fauces traídas
por el carnicero

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas