jueves, 29 de abril de 2010

Andrés Eloy Blanco




Andrés Eloy Blanco
(1896 - 1955)
goza, junto con algunos otros poetas inferiores a él, de la mayor popularidad en Venezuela. Su noble condición humana, su idealismo de otro tiempo, su caballerosidad, su adhesión a la causa de la libertad y de la democracia la cual le costó cárceles, confinamientos y exilios; su humor, su ingenio chispeante, su sensibilidad por lo popular, su elocuencia, sus versos de inspiración tradicional, abiertos al entendimiento de las mayorías, hicieron de él un símbolo de la civilidad vigilante y una expresión genuina de venezolanidad extrovertida.

Juan Liscano. Prólogo de la obra Antología Popular, de Andrés Eloy Blanco. Caracas: Monte Ávila Editores, 1990, 1997, p. 10






Coloquio bajo la palma

Lo que hay que ser es mejor
y no decir que se es bueno
ni que se es malo,
lo que hay que hacer es amar
lo libre en el ser humano,
lo que hay que hacer es saber,
alumbrarse ojos y manos
y corazón y cabeza
y después ir alumbrando.

Lo que hay que hacer es dar más
sin decir lo que se ha dado,
lo que hay que dar es un modo
de no tener demasiado
y un modo de que otros tengan
su modo de tener algo,
trabajo es lo que hay que dar
y su valor al trabajo
y al que trabaja en la fábrica
y al que trabaja en el campo,
y al que trabaja en la mina
y al que trabaja en el barco,
lo que hay que darles es todo,
luz y sangre, voz y manos,
y la paz y la alegría
que han de tener aquí abajo,
que para las de allá arriba,
no hay por qué apurarse tanto,
si ha de ser disposición
de Dios para el hombre honrado
darle tierra al darlo a luz,
darle luz al enterrado.

Por eso quiero, hijo mío,
que te des a tus hermanos,
que para su bien pelees
y nunca te estés aislado;
bruto y amado del mundo
te prefiero a solo y sabio.

A Dios que me dé tormentos,
a Dios que me de quebrantos,
pero que no me de un hijo
de corazón solitario.



Este poema es una exaltación del espíritu de superación del ser humano,
de la necesidad de estudiar y prepararse (alumbrarse como dice el poeta)
con el objetivo siempre presente de utilizar esas luces para, a su vez,
irlas transmitiendo y difundiendo. Es también un himno al trabajo, un canto
a la igualdad social, un mandato a la educación de los hijos, la libertad y la
democracia. "Coloquio bajo la palma" fue publicado en 1955 en su obra Giraluna,
poco después de su muerte.

domingo, 25 de abril de 2010

HAIKU

Casco roto
el espumaje tras bramar
calando la herrumbre

Puerto La Cruz

Puerto la Cruz
entre oleaje
y cerros
costa primigenia

estibar
visión de ondulaciones
y ranchería
bahía para contemplar

ojo volcánico
sobre palmeras
paseo naciente

el paso se desahoga
nocturnidad
en altura

PLC, 02 de diciembre 2.009

Tiempo presente

tiempo
presente
es instante
vigencia todavía

se produce
y reproduce
táctil a la oportunidad
observable

definido
en el espacio
accesible

como para los bolsillos
situación
vibrando

Soledad

soledad
minuto
para su turno
como país sin nadie

omitiéndose volúmenes
suya
el pálpito
desolación

destilando
cuánta
sombra

colores
deslucidos
fraccionamiento

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas