miércoles, 26 de noviembre de 2014

El Maduro vislumbra futuro...


Nicolás Maduro

¿El Maduro vislumbra futuro,
aunque siente que es buen presidente?
Pues él siente su incierto futuro:
«¡Mal Maduro… perdió el presidente!»

Ya Maduro (probado) no siente
que en futuro será presidente.

Jerikú del Carpintero



Termina el carpintero
su cometido nuevo.

Le llega el cliente
doblado en pesadumbre.
Dice indolente:

̶¿Imprevista la penuria?
Pues… a dos pagos la urna.

Jerikú del Niño y su Pan



¡Guarda un pan en la mano
el niño afortunado!

¡No lo mastica!
¿Qué espera masticar
si es la comida?

Que su estómago hinchado
lo atiborra el gusano.








Jerikú del Niño en la Calle



Juega el niño en la calle…
¿y el brazo de la madre?

Su candor pinta,
patio en la carretera,
va, brinca y brinca.

El semáforo a tiempo
cambia... ¡Ruedan los restos!

Jerikú de la Panza de Carbohidrato





Cariño del budare
que compone la madre.

¡Rica la arepa!
que a diario se devora
para la cena.

Deja el rito un espanto:
¡panza de carbohidrato!


Jerikú #01



De ruin experimento
deformaron su rostro.

Indaga y busca
en los clasificados
clínica alguna.

¡No encuentra cirujano
para caricaturas!



Cómo descubrir al ladrón

Maduro, Cilia y Diosdado


¿Cómo descubrir al ladrón
que se ha embolsillado el erario:
el culpado en televisión,
o el que ha regido el comentario?

miércoles, 13 de agosto de 2014

Amanecer De La Ciudad Triste


Apesta a tristeza aquella ciudad de la ensenada
         desamparada en las esquinas         a causa de la orina de los borrachos
y tacones rojos que encienden como luciérnagas.



Libro De Las Preguntas (VII - XI)

VII


¿Qué la albahaca enarbolara
su aroma y parezca bandera?


¿Qué un huevo frito en el sartén
es naciente sol comestible?


¿Llegará el día en que el político
se dedicara a la política?


¿Si la niñez es inocencia,
en la adultez de qué nos culpan?




VIII


¿Si con un beso la desfalco
yo merecería la cárcel?


¿Avergonzaría al café
si no lo consumo en la taza?


¿Se inmortalizara la arepa
si le hallan vestigios lunares?


Sin querer me mordí la lengua
¿afectaría eso al silencio?




IX


¿Qué gana el viandante asteroide
con enterrarse en nuestra Tierra?


¿Asumo que conoces algo?
Porque nada me has preguntado


¿Para qué sembrar tantas papas
y sus clases, por los peruanos,


si con una especie es bastante
para matar rápido el hambre?




X


¿Es un baúl repleto en oro
la mandíbula del maíz?


¿Haría quejar un diluvio
al desagüe por su hediondez?


¿Cuánta sal retiene el océano
en su hábito de acaparar?


¿De tarde en tarde al horizonte
le hieren su mercadería?


¿Acaso una hojuela de avena
es respuesta en plato del pobre?




XI


¿Por qué con tanta primavera,
en mi jardín venezolano,


siguen floreciendo caudillos
con sendos culos incongruentes?


¿Tiene esperanza la pregunta
por la respuesta diminuta?

Libro De Las Preguntas (I - VI)


I


¿Acaso el triste de Maduro
quiere un trono para sus nalgas?


¿Si de labio tramita paz
para qué menciona sandeces?






II


¿Si del tren quitan sus durmientes
se desplomarían los sueños?


¿Es así de dulce la guerra
que nos herimos con su azúcar?


¿Si el ocaso rompe la tarde
cómo se haría el repararla?




III


¿Si te desnudas en las noches
de qué me sirven las estrellas?


¿Las hojarasca en otoño
se desgastan o se suicidan?


¿Por qué Neverí maravilla
aún siendo un caso perdido?




IV


¿Estaba aburrido Petrarca
cuando quiso hacer un soneto?


¿Parece difícil la paz
cuando intentamos figurarla?


¿No nos saca una risa el cero
en la izquierda de nuestras cuentas?




V


¿Es la espuma de la cerveza
alguna corona olvidada?


¿Por qué se le prenden velones
a los santos innecesarios?


¿Qué conocemos de la cena
cuando los cubiertos se olvidan?




VI


¿Son tenaces los cereales
cuando se juntan con la leche?


¿Son interesantes las balas
cuando ríe la primavera?


¿De verdad sirve la mentira?


¿Es menos pesada la vida
si la cargamos de algodones?

domingo, 20 de julio de 2014

Amanecer De La Complicación De La Sed



Aparecida la sed     seca y deseca        el lubricante        
                                                           que es la saliva
que hace resbalar los discursos
                                               hacia los labios

Bajo tal inestabilidad     el cuerpo sufre
                 cruel conspiración     que
                                                  lo enmudece.




Amanecer A Causa De La Desnudez



Concluyo     por tu desnudes suscitada
    que en esta noche
    las estrellas no serán esenciales.





lunes, 14 de julio de 2014

Amanecer De Una Historia, Pero Torcida


En Solidaridad con el pueblo palestino

Se tuerce la historia 

La carnicería se vuelve en aquella garganta 
                                            (alguna vez herida y librada de la agonía)
explicación para agarrotar

Quita el polvo a la honda y estírala 
                                           nuevamente y sin argumento

La piedra magulla la frente pero intenta exterminar.



Amanecer De Los Espectros


En Solidaridad con el pueblo palestino


Arriban los espectros
                                          irrumpen con sombras en la vivienda

Al arraigado                no le queda más brazo
           que guarecerse en la impotencia de la habitación


Infligen el pánico para despojar y lograr 
                                          lo prometido en su historia.



viernes, 11 de julio de 2014

Amanecer De Las Manos Labriegas


En solidaridad con el pueblo palestino

Revisas tus manos de labriega
y las hallas desaseadas y desmayadas
no a causa del trabajo de la tierra 
            sino
por gotas 

que te han provocado por herida.

Amanecer De Un Amanecer


En Solidaridad con el pueblo palestino

Desde hace tiempo has disfrutado de un amanecer
que se ha visto imperturbable

Con sus colores y climas te has deleitado
                        Pero

pretenden agonizarla con el transcurso de un ocaso.



Amanecer De La Plaga Que Hace Galerías


En apoyo al pueblo palestino 

Acaece la plaga parásito que intenta podrir el tronco 
                            del naranjo 
horadando en galerías y así holgar su saña 
que mermaría la cosecha y la fuerza para tu boca.

Amanecer Del Está Acostada

En solidaridad con el Pueblo Palestino

Estás reposando en tu cama             para redimir los hombros
y una pesadilla          
cae                         y te golpea la calma        
y sin haber cerrado tus ojos
te espantas.
No puedes dormir, no debes dormir, porque si duermes
lo asumirán como pereza y derrota.



Amanecer Del Por Qué Lloras


En solidaridad con el Pueblo Palestino.


¿Por qué lloras?... ¿Qué pesadilla vino a inquietar tus comarcas?…
                           Nuevamente dañan la corteza de tu olivo
                                             y los frutos sin madurar
                               los precipitan para destronarlos
y ya no se abrirá un espacio
           para celebrar en el almuerzo.
  Intento secar tus lágrimas con mis manos lejanas.

11 jul. 2014

miércoles, 11 de junio de 2014

Tronante De La Muerte



Mala suerte si asoma La Muerte;
ruin se ensaña trayendo guadaña.
Si La Muerte con dedos se ensaña,
su guadaña no asusta, ¡Qué suerte!


Río a muerte si deja guadaña,
pues la suerte conmigo se ensaña.



martes, 1 de abril de 2014

Asfixiado El Crepúsculo


Asfixiado el crepúsculo
por el ratón metálico
que pisa los tejados
y cerca de

estómagos vacíos

sábado, 15 de febrero de 2014

ESTADÍA





Resbala la noche. Sospecho de aquello probablemente turbulento y varíe mi estadía: —¡Demon in nobis! —digo con ironía.
 ¡Se afila el tiempo para las almas de los caídos!. La podre, sustancia maloliente, vicia el escaso aire que me permiten respirar. Yo —alma amordazada—, conjeturo excesos que vedan mi escapatoria al espacio oportuno y liberador, por los incidentes que van aconteciendo. Sombras sin definición —dentro de estas paredes— advierten con tomar vindicación sobre mi alma afectada. Siento ahogarme con esta camisa obligada. ¡Taquicardia!; y hecho un puñado de nervios incontrolables, me levanto con dificultad, para observar a través de la ventanilla de la puerta, aquel cartel que dice: —Sólo personal autorizado. Sala de psiquiatría.

Cantidad de palabras: 114

PENA DE MUERTE





—¿Estás apenada? —le preguntaron a la muerte.
—Sí, lo estoy —y se marchó cabizbaja.

Cantidad de palabras: 17

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas