miércoles, 26 de noviembre de 2014

Jerikú del Carpintero



Termina el carpintero
su cometido nuevo.

Le llega el cliente
doblado en pesadumbre.
Dice indolente:

̶¿Imprevista la penuria?
Pues… a dos pagos la urna.

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas