viernes, 19 de mayo de 2017

Atributos de la muerte voluntaria



La bujía es turbada por el búho
tajante que revuelve sus alones,  
desparramando polvo y frío ―a dúo―,
en las lonjas de entecos corazones. 

No le estorban demandas ni reparos,
rehúye al bofetón del escarmiento,
muy bien desmonta débiles mamparos
que no alzaron constancias al momento.

El búho, oblicua letra de sapiencia,
entorpece el mañana sin error,
reclama la corona con anuencia;

¡ay, poeta, amoldado ante el dolor!, 
te ofrece el mito, rúbrica de ausencia,
te concede un eterno resplandor.

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas