sábado, 15 de febrero de 2014

DE LA ESPERA





Noche palaciega. Silencio casi indefinible. Ni un viajero por las calles, nada parecido. La luna en el saco de las nubes, y su reflejo muy tenue. Una brisa en el acto, y en la plaza varias hojas leves entre el suelo hacia la acera. Un automóvil de pronto frente al vacío evidente… ¡Un sonido en las calles!... falsa alarma. A la espera de algún suceso memorable, pero una noche palaciega, y nada más.

 Cantidad de palabras: 76

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas