sábado, 15 de febrero de 2014

COMO INFANTE





Proclamaba a la batalla. Se escuchaba ese himno tan estruendoso que abría al miedo. Expelía de su boca avivada, como humo pesado violando campos, recrudeciendo al paisaje. De sus hombros, se apreciaba la ceniza que levantada por la marcha. Porque es un infante de guerra, todo volcán en erupción.

Cantidad de palabras: 51


No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas