lunes, 18 de marzo de 2013

DÍPTICO DE LOS MOCHICAS




Aiapaec


EL HACEDOR

Araña transmitida por la tapia,
o marea de sal ciñendo al vulto;
deidad inmemorial de la prosapia
marina perdurando como culto.

El tumi liberaba al cuello vivo
del torrente de sangre que a la lengua
pagaba por situar el reino altivo
y proteger la siega de la mengua.

De la luna subsiste en su morada,
todavía el vestigio de esta esencia
como figura grave y señalada.

Como parte del dogma y la conciencia
El Hacedor impuso propia mano
al completar el derredor humano.



Vulto. Arc. Rostro, cara
Tumi. cuchillo ceremonial pre-incacio








Huaco sexual

HUACO SEXUAL
A la manera de Pietro de Aretino en sus sonetos lujuriosos.
A un huaco en particular.




"Follemos alma mía; tú sentada,
yo echado con el dorso puesto en tierra;
goza mi bragadura apasionada
y sentirás lo que mi cuerpo encierra.

Tu pelvis coronando mis caderas,
mi mano por tu muslo se encamina;
son mis pasiones rígidas y austeras
y aptas por penetrar en tu vagina".

Representar la cópula endogámica
prueba la comunión de cuerpo y alma
como acato solemne en la cerámica.

Este arte en toda perspectiva empalma
liturgia de una casta que depura
la integridad del hombre con Natura.



No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas