domingo, 12 de abril de 2015

La Aldeana

La Aldeana


Ella muestra
que al bajar por la pálida comarca
se arriba al valle del albaricoque,
maduro y tórrido.

Ella es aldeana, y ha arrojado hacia la sombra
su castidad,
y propone que solo un 
fragmento
del secreto sea disipado para
quemar la leña del éxtasis.

La protagonista para el ojo,
el as de la baraja para ganar el desafío,
y a pesar 
            de estar mordida entre la curvatura de una penumbra,
es esa frágil grieta 
que no se compara con locura alguna.

¡Es triunfante la postura, aunque mínima, para 
profanar la inocencia!

Ella sabe cultivar y cavar, 
para que brote la simpleza 
de la carne, en una impetuosa primavera.


No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas