domingo, 10 de marzo de 2013

JOSÉ SALTA PARA HURTAR LA CESTA DE NARANJAS


De lo grave del bosque José salta
transfigurado en búho su pechera;
al parecer la oscuridad le esmalta
su rostro, su coraje, su alma entera.

A cada paso quebrantado funda
de primera, la meta ya tramada,
y la trocha de sangre de segunda;
la cesta de naranjas será hurtada.

"Sin suplicio no existe la victoria",
es la proclama de José en su mente
y así la plasmará para su euforia...

Cumplido el timo. ¿Dónde irá la gente

labriega, legataria de la cesta,
vencida y triste por la acción funesta?

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas