jueves, 5 de abril de 2012

Esperanza


Aadab se aferra a un minuto que aún no pasa por su aldea
son tan intensos sus deseos
que es posible violentar montañas 

y es así que Aadab aún espera

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas