viernes, 22 de abril de 2011

Enseñanza de la muerte

     Ayer contuve hasta no poder
             un número de flores que me produjeron lágrimas
         no supe detener aquello

   de pronto la muerte se me acercó
           y dijo:

-El mundo no me entiende       por ello me maldice
        hoy ves sequedad y dureza
     yo sólo despejo el camino

luego desapareció

Hoy como siempre estoy en ese lugar
          y me he elevado con placer

     La muerte ha cumplido su palabra

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas