sábado, 1 de enero de 2011

Haiku

¡Estruendo de petardos!;
la
emblemática sangría
atempera mi boca.

No hay comentarios:

.

.
Escudo de Lucevelio

Contador de visitas